Cabinas: la cara visible del ascensor

cabinas de ascensor

Elementos indispensables en cualquier instalación de transporte vertical, hasta el punto de que son muchos los usuarios que no establecen ninguna diferencia entre éstas y el conjunto del ascensor, las cabinas juegan la baza de la versatilidad para responder a todo tipo de necesidades: desde las más estandarizadas y económicas hasta las más personalizadas y singulares. Y es que, de ellas depende, a menudo, la posibilidad de diferenciarse dentro del mercado, sobre todo en proyectos de rehabilitación y dirigidos al usuario final. Diseños diversificados, simplificación del proceso de instalación y ahorro energético constituyen la punta de lanza de un sector de producto que también enfrenta cambios normativos.

“La cabina es un elemento fundamental en el conjunto del ascensor, en tanto en cuanto es el espacio que ocupan los usuarios, hasta el punto de que para muchos de ellos la identificación cabina = ascensor es casi total”. Así de tajantes se muestran desde Tresa, una de las firmas consultadas para realizar este reportaje, al preguntarles sobre la importancia que reviste este elemento en el proyecto global del ascensor. Coinciden con esta opinión desde Sumasa, para cuyos responsables, “la cabina del ascensor tiene una importancia altísima en el aspecto estético del mismo, ya que el usuario final es lo que aprecia durante su uso”. Desde Portecnic, cuantifican esta importancia en un 60%, aunque matizan que “hay que tener en cuenta que nosotros no fabricamos ascensores completos”.

“La cabina es un elemento diferenciador dentro de la oferta global de ascensores hasta el punto de que, en ocasiones, es lo que determina la compra de un producto u otro”, ratifican desde Eninter, para añadir a continuación un ránking sobre los elementos determinantes en la adquisición de un ascensor, que serían: la capacidad de la cabina, las prestaciones, el consumo energético y, finalmente, el diseño de la misma. En una línea similar se manifiestan desde Talleres Pedro Barberá, para quienes “la importancia de la cabina es, sobre todo, a nivel estético y de aligeramiento de peso para ahorro energético”.

La opinión de los profesionales consultados queda, por tanto, perfectamente clara: la cabina es un elemento clave tanto en la construcción de un ascensor de nueva factura como en la rehabilitación de uno ya existente, si bien es en este último segmento en el que puede llegar a convertirse en el eje en torno al que gire todo el proyecto.

El monográfico completo sobre cabinas aparecerá en la edición en papel de Ascensores y Montacargas.

Check Also

libano

El mercado de los ascensores en el Líbano

País de comerciantes, con Beirut como la ciudad árabe más cosmopolita, liberal y occidental con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + diecisiete =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies