Home lift: la nueva generación

home lift

Antonio Llaguno Sahuquillo, Director Técnico de Turboiber Elevación S.L., analiza los retos que se plantean al home lifts o ascensor doméstico

Durante los últimos diez años, se ha desarrollado en Europa un modelo de ascensor de personas muy concreto, que pretende resolver nuevas necesidades de elevación surgidas en los principales países. Se trata de los llamados ‘home lifts’ o ascensores domésticos, que sirven para resolver las necesidades de elevación en edificios pequeños (un máximo de 5 paradas), con poco tráfico, prestaciones menos exigentes, y con necesidades inferiores de mantenimiento y de complejidad.

Tradicionalmente, estos ascensores se han diseñado a partir de las soluciones de elevación existentes y más usuales en el sector, es decir: ascensores derivados de los propios de viviendas tradicionales, de tracción por adherencia o hidráulicos y con todas las prestaciones tradicionales (usualmente conformes con EN 81-1 Y 2 A3) que suelen utilizarse en el mercado residencial, tratando de adecuarlos al entorno nuevo donde se utilizan; y ascensores derivados de las soluciones empleadas para diseñar las plataformas de elevación para personas con movilidad reducida (usualmente conformes con EN 81-41) pero tratando de que su uso sea extendido a cualquier tipo de personas. La característica principal de este tipo de equipos es su velocidad reducida (0,15 m/s) lo que les obliga a ser conformes con la directiva 2006/42/CE de máquinas y no con la 95/16/CE de ascensores.

Esta génesis de los ‘home lifts’ ha dado lugar a ascensores que no estaban inicialmente diseñados para el uso que el mercado les está dando y que, por lo tanto, no optimizan las necesidades ni reducen las carencias que puede tener el empleo de un ‘home lift’, sino que simplemente se limitan a ‘parchear’ un problema, empleando un dispositivo que está inicialmente diseñado para otra cosa.

Por ello, entendemos que es pertinente la puesta en el mercado de soluciones de elevación de personas, que hayan sido pensadas y previstas desde el origen de su diseño para convertirse en ‘home lifts’ , de forma que se ofrezca al usuario final equipos que le resuelvan el problema de la elevación doméstica sin encarecer esa solución con prestaciones innecesarias o infraestructuras de coste elevado.

Los retos del home lift

La metodología de diseño debe basarse en un análisis de mercado realizado entre usuarios de ‘home lifts’, comerciales especialmente dedicados a este sector y asociaciones de personas con movilidad reducida y que suelen tener mucha influencia en las condiciones de trabajo de estos equipos puesto que, muchas veces, el problema de elevación de personas se debe a una discapacidad móvil sobrevenida, ya sea leve o profunda y requiera o no silla de ruedas.

Por tanto, es necesario aplicar al ascensor fruto de este diseño,las condiciones favorables de sencillez, usabilidad, instalación y adaptabilidad que tienen los electrodomésticos habituales en nuestras viviendas, convirtiendo el ‘home lift’ en un electrodoméstico para la elevación de personas.

La conclusión de este análisis deriva en las siguientes premisas:
– El ascensor debe tener muy bajos requerimientos de instalación, sin disminuir los requisitos de seguridad.
– Menor carga de obra civil posible.
– Aprovechamiento máximo posible del hueco en planta, teniendo como objetivo que la totalidad del hueco disponible en planta se emplee para la cabina.
– Ecológico, de bajo consumo.
– Que pueda ser empleado por personas con movilidad reducida o cualquier tipo de discapacidad motora de manera segura, fiable y adaptada.
– Que tenga en cuenta algunas de las situaciones que puedan darse en una vivienda unifamiliar, como es el caso de un usuario solo que, al quedarse bloqueado, pueda resolver el problema del acceso a la vivienda del técnico del ascensor.
Estas condiciones tan exigentes, han hecho que el diseño del ascensor se deba replantear desde el principio, creando un concepto nuevo de elevador que no tiene por qué coincidir con lo que hasta ahora estamos instalando, ni suponer un mayor desembolso económico del cliente.

El artículo completo está disponible en la edición en el último número de Ascensores y Montacargas.

Check Also

grupo gae

Jornada sobre nuevas normativas de Grupo GAE

El Grupo GAE (Grupo Ascensorista Europeo) celebró el pasado 17 de febrero una Jornada informativa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − once =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies