Javier del Pozo, presidente de FEEDA

Feeda
Javier del Pozo, Presidente de FEEDA.

“Queremos la participación activa de todas las asociaciones autonómicas y de las empresas”

Javier del Pozo es presidente de la Federación Empresarial Española de Ascensores (FEEDA) desde 2013, cuando fue elegido para el cargo en la reunión conjunta de las Juntas General y Directiva de la Federación celebrada el 9 de mayo de aquel año. Ha pasado pues el tiempo suficiente como para que pueda ofrecer una perspectiva amplia de sus objetivos y una reflexión meditada del trabajo en el que, junto a su equipo, está inmerso. Como tareas a realizar, Javier del Pozo menciona los desafíos normativos a los que se enfrenta el sector (flecos de la reciente ITC, que puso en marcha el RD 88/2013; Directiva 2014/33, que debe ser transpuesta al sistema legislativo español no más tarde del 19 de abril de 2016; normas armonizadas EN 81-20 y EN 81-50, que van a cambiar el panorama del sector en el ámbito técnico) y destaca la introducción de cambios en la estructura y el funcionamiento de la FEEDA, que entra así en una nueva etapa. Por un lado, la creación de comisiones específicas de trabajo y la potenciación de la actividad ejecutiva. Por otro, la participación activa de todas las asociaciones autonómicas y de las empresas, la implicación de todas las empresas importantes del sector y, ligándolo con lo anterior, la entrada en las diferentes comisiones de trabajo de profesionales de primer nivel de las diferentes asociaciones y empresas miembros de la Federación.

– ¿Cuáles fueron sus motivaciones para presentarse como candidato a la presidencia de FEEDA?

– He trabajado más de 30 años en el sector de elevación con muy diferentes responsabilidades nacionales e internacionales. El sector está atravesando momentos de grandes cambios e incertidumbres, y distintas empresas me pidieron que me presentara considerando que mi experiencia podía ser útil en la orientación de FEEDA hacia los nuevos retos que se nos presentan.

– Con su elección como presidente y con los cambios en la Junta Directiva, ¿se puede hablar de una nueva etapa en la larga trayectoria de la FEEDA?

– FEEDA se fundó hace más de 36 años y por tanto tiene una larga historia tras de sí. El entorno en que nos movemos ha cambiado sustancialmente en los últimos años y como organización viva debemos adaptarnos a él y trabajar para mejorarlo.

– ¿Con qué programa se presentó a la presidencia de la FEEDA? O, dicho de otro modo, ¿qué objetivos tiene previsto acometer en su mandato?

– Mi primer objetivo planteado desde el principio, y en el que seguimos trabajando, es conseguir la participación activa de todas las asociaciones autonómicas y de las empresas. Éste no es un proyecto presidencialista, es un proyecto de colaboración de todos, en donde se integren empresas pequeñas, medianas y grandes a través de las asociaciones autonómicas. Los problemas y soluciones son comunes para todos. Actualmente nos enfrentamos a profundos cambios legislativos y de normativas a nivel autonómico, nacional y europeo, y FEEDA debe participar de manera activa en este escenario. La Federación representa a un sector muy importante para los ciudadanos donde los conceptos de seguridad, fiabilidad y ahorro energético de los equipos demandan un trabajo continuo de todos para su mejora.

– ¿Qué necesidades tiene actualmente la FEEDA y cómo piensa resolverlas?

– La estructura organizativa del sector de elevación es muy compleja en España. Las responsabilidades están repartidas, a veces no demasiado claramente, entre las administraciones central y autonómica. Eso obliga a un trabajo muy coordinado entre FEEDA, las empresas y las asociaciones de elevadores de cada autonomía. Debemos ser eficaces, coordinarnos adecuadamente y de manera fundamental ofrecer valor añadido a las empresas que integren nuestras asociaciones.
Para lograrlo hemos introducido un profundo cambio en la estructura de FEEDA, creando comisiones de trabajo específicas que se responsabilizan de las diferentes áreas de actividad (técnica, jurídica, laboral, comunicación, etc.).
Por otra parte, se pretende potenciar la actividad ejecutiva de la propia asociación y en esta línea se ha producido un relevo en la dirección. Jesús Ladero, que ha sido el máximo gestor de FEEDA desde su fundación, habiendo hecho una magnífica labor, ha pasado el testigo a Juan Luis Pérez Mateo, con una amplia trayectoria profesional en el sector a nivel nacional y a nivel de la Unión Europea.

– ¿Con qué recursos económicos cuenta FEEDA en esta nueva etapa?

– El presupuesto de FEEDA se financia fundamentalmente con las cuotas que pagan las distintas asociaciones en función de la relevancia de los diferentes mercados. Pero hay otro recurso que quiero resaltar: la participación en las diferentes comisiones de trabajo de profesionales de primer nivel de las diferentes asociaciones y empresas miembros. Los resultados que se obtienen se ponen a disposición de los participantes en FEEDA de manera permanente. Este es una parte importante del valor añadido que se está creando para los miembros de nuestra asociación.

– ¿Y qué necesidades o problemas más acuciantes tiene actualmente el sector ascensorista español?

– Dentro de nuestro ámbito de actuación, queremos dejar bien resueltos todos los flecos de la reciente ITC, que puso en marcha el RD 88/2013, y acometer simultáneamente la puesta en marcha de las acciones que nos permitan abordar la Directiva 2014/33, que debe ser transpuesta al sistema legislativo español no más tarde del 19 de abril de 2016. Esta Directiva no aporta novedades en cuanto a exigencias del producto, pero sí en lo que se refiere a procedimientos de vigilancia del mercado, que finalmente afectan al fabricante e instalador.
A medio plazo, tenemos las Normas armonizadas EN 81-20 y EN 81-50, que van a cambiar el panorama del sector en el ámbito técnico, con grandes novedades en interpretaciones de los requisitos Esenciales de Seguridad y Salud de las Directivas que le aplican.
Por otra parte, queremos propiciar la puesta en marcha de disposiciones administrativas que completen el vigente reglamento de aparatos de elevación y manutención, RD 2291/1985, RAEM, ya que falta alguna ITC para aparatos incluidos en su campo de aplicación, como son las escaleras mecánicas y los andenes móviles.

– ¿Hasta qué punto está en manos de la FEEDA resolver estos problemas o, como mínimo, encauzarlos?

– Es nuestro objetivo y estamos convencidos de que lo vamos a conseguir. El desafío ha sido el involucrar a todas las empresas importantes del sector, y eso ya lo hemos conseguido. Ahora es cuestión de gestionar debidamente los recursos que disponemos y priorizar en nuestros objetivos; pero conseguirlos, los vamos a conseguir.

– ¿Es suficientemente representativa FEEDA del sector español de la elevación o todavía necesita cubrir algunos aspectos o segmentos del mercado?

En este último año se han incorporado a FEEDA la asociación de empresas de ascensores de Asturias y las nuevas asociaciones que se han constituido en Castilla y León y en Castilla-La-Mancha. Es una clara señal de que FEEDA interesa a las empresas del sector de elevación. Con la nueva estructura contamos con una presencia efectiva en todas las comunidades autónomas. Si lo evaluamos por cifra de negocio o por volumen de empleo directo, FEEDA representa más del 80% del sector. Sin embargo, nuestro objetivo es integrar, a través de las asociaciones autonómicas, a cuantas más empresas mejor. Creemos firmemente que las necesidades y las soluciones son las mismas para empresas pequeñas medianas o grandes. Lo importante es que nuestros asociados entiendan que reciben apoyo y servicios con valor añadido que compensan las cuotas que les correspondan. Por otra parte, queremos relanzar las relaciones con otras asociaciones profesionales activas en el sector. Estamos convencidos de que también existen muchos puntos en los que podríamos trabajar unidos en provecho mutuo.

– ¿Es fluida la comunicación de la FEEDA con la Administración española?

– Las relaciones no son sencillas por la propia estructura del Estado y la transferencia de competencias a las autonomías. Las relaciones a nivel de personas son en general satisfactorias, pero en cuanto a coordinación de criterios y sinergias hay campo de mejora.

– ¿Son atendidas en general las peticiones de la FEEDA?

– Nuestras relaciones con la Administración queremos que sean de colaboración más que de solicitante de soluciones a temas concretos, que también. Pero nos gusta más la estrategia de ir por delante de los problemas para que estos no lleguen a producirse que de ir apagando fuegos, a base de peticiones puntuales a la Administración, por no haber diseñado nuestra actuación debidamente.

– ¿Se corresponde el volumen del mercado ascensorista español con su peso en las asociaciones representativas europeas, como ELA?

– El mercado de elevadores de España es el mayor de Europa, y es cierto que por diversas razones nuestro peso en Bruselas en el pasado no se correspondía con ello. Creo que estamos dando pasos firmes en el camino correcto. Estamos reforzando nuestra presencia en ELA, tanto a nivel de Comité de Dirección como en los diferentes grupos de trabajo. Pero creemos que debemos estar más presentes en un futuro y participar de una manera directa y activa en las decisiones. Esto requiere recursos humanos, que las empresas miembros de FEEDA, al igual que lo hacen en las comisiones en España, están comprometidas a aportar. Por unos caminos o por otros, hoy hay cuatro españoles que somos miembros del comité ejecutivo de ELA lo cual es positivo.

-¿Cuáles son los tres principales focos de actuación de FEEDA en un futuro inmediato?

– Sinceramente, estamos haciendo muchas cosas, pero si me pide que identifique sólo tres, mencionaría las siguientes. Primero, contribuir con mayor intensidad al desarrollo normativo de los elevadores a nivel europeo. Segundo, seguir creciendo, invitando a más empresas a asociarse a través de las asociaciones autonómicas. Y tercero, y muy importante, ser activos en la puesta en valor del sector de cara a los usuarios y a las autoridades. Creo que tenemos que hacer mucho más por que se conozca bien lo que aportamos todos los días en el cuidado de la seguridad y la fiabilidad de los ascensores y lo que ello supone en la calidad de vida de los ciudadanos.

Check Also

logo aenor

Miguel Blanco, técnico de Dirección de Certificación de Productos de AENOR

Componentes de seguridad: nuevos requisitos por norma Desde AENOR analizan lo que comportará la entrada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 9 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies