Los empresarios aragoneses analizaron la seguridad en ascensores

seguridad

La responsabilidad de las empresas ascensoristas y el incremento en la seguridad de los ascensores ha centrado la jornada técnica organizada por la Asociación de Empresarios de Ascensores de Aragón y la Federación Empresarial Española de Ascensores (FEEDA). Durante el acto, celebrado en Zaragoza, Iñaki Aranburu, delegado de FEEDA para el Grupo de Trabajo de ELA (European Lift Association) sobre la Nueva Directiva del Ascensor (NDA) ha explicado los cambios a la que ésta (2014/33/UE) obliga a todas las empresas del sector ante su transposición al derecho español antes del 20 de abril de 2016.

La Nueva Directiva supone una auténtica revolución en aspectos relativos a la vigilancia y responsabilidad sobre el producto puesto en el mercado para garantizar que sólo productos seguros se mantienen operativos en la Unión Europea.

Aranburu insistió en la necesidad de que “los ascensores incorporen dispositivos de protección contra el cierre automático de puertas; sistemas de telealarma que permitan establecer contacto telefónico con el centro de atención en caso de emergencia; mecanismos que impidan que se pueda mover el ascensor con la puerta abierta; sistemas de precisión de parada para evitar que el ascensor no esté a ras del suelo de piso y pueda producir caídas y lesiones, accionamientos que, conjuntamente con una iluminación eficiente, reducirán el consumo energético”, este tipo de mejoras que ya incorporan los ascensores nuevos, son también recomendables en todos los ascensores independientemente de su antigüedad.

Por su parte, Ramón Frauca, presidente de la Comisión de Legislación y Normativa de FEEDA, incidió también en la seguridad y destacó que “los ascensores serán todavía más seguros gracias a las mejoras introducidas por las normas técnicas UNE-EN 81-20 y UNE-EN 81-50. Estas normas establecen los requisitos de seguridad para el diseño, fabricación e instalación de ascensores incluidos en el ámbito de aplicación de la Nueva Directiva. El objetivo es eliminar o minimizar el riesgo de posibles accidentes asociados al uso normal, el mantenimiento y las maniobras de emergencia de los ascensores”.

Las normas se dirigen tanto a la protección de los usuarios como de las personas que trabajan en su instalación y mantenimiento, al incorporar nuevas medidas como la botonera de inspección obligatoria en el foso o una mejor definición de diversos aspectos como son el comportamiento al fuego de los materiales, la rigidez de las paredes y la iluminación del interior de la cabina y la protección contra movimientos incontrolados con puertas abiertas.

Antonio García, Presidente de la Asociación de Empresarios de Ascensores de Aragón, apuntó que en Aragón hay unos 32.000 elevadores de los que unos 20.000 tienen más de 30 años. Algunos deberán incorporar algún tipo de mejora para intentar que todos los ascensores tengan el máximo nivel de seguridad posible.

Check Also

accidente mortal castellón ascensor

La rotura de una cadena provocó el accidente mortal de Castellón

Según informa El Periódico del Mediterráneo, la rotura de la cadena de seguridad provocó el accidente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + dos =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies